Si tienes invitados a comer o quieres sorprender a tu familia, amigos y seres queridos con un plato delicioso y original pero no sabes qué cocinar, te recomendamos un rico lomo de cerdo al horno. Se trata de un plato muy sencillo con el que a buen seguro tus invitados se chuparán los dedos. Para hacerlo necesitarás lo siguiente.

Ingredientes:

  • 1 kilo y medio de lomo de cerdo
  • 3 dientes de ajo
  • Romero, tomillo y orégano secos
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

lomo cerdo

Cuando tengas todos los ingredientes y quieras pasar a la preparación de lomo de cerdo al horno debe seguir los siguientes pasos. Para empezar, es necesario que coloques los filetes de lomo en una fuente grande y le añadas medio vaso de vino blanco y un poco de aceite de oliva virgen extra.

Una vez hecho esto introduce un poco de aceite y de vino con una jeringuilla en el interior del lomo para que quede más jugoso en su interior. Mezcla en un bol las hierbas aromáticas con los ajos bien picados. Añádele también un chorro de aceite. Cubre con la mezcla toda la superficie del lomo con la ayuda de una brocha.

Una vez hecho esto debes tapar la fuente con film transparente y reservarlo en la nevera durante toda la noche. Por la mañana debes darle la vuelta a los filetes de lomo para que la salsa los impregne por completo. Sácalo de la nevera media hora antes de hornear.

lomo horno

En este tiempo debes poner el horno a precalentar a una temperatura de 190 grados. Después, coloca el lomo orientando siempre la parte más grasa hacia arriba y cubre la totalmente con el marinado en el interior de una fuente para horno.

Una vez hecho esto introduce la fuente en el horno y hornea durante aproximadamente media hora a 190 grados tanto por arriba como por abajo sin utilizar el grill. Una vez que ha pasado este tiempo debes darle la vuelta con la ayuda de unas pinzas y volverlo a meter en el horno. En este momento debes bajar la temperatura del horno a 180° y dejarlo media hora más para que se cociné por el otro lado a la perfección.

Cuándo queden 15 minutos sube la temperatura 200 grados para que se tuesten los filetes de lomo un poco más y que pueda así quedar una costra un poco más crujiente. Estos tiempos y temperaturas de horneado son para piezas de aproximadamente kilo y medio por lo que sí vas a poner más cantidad debes darle algo más de tiempo hasta que compruebes que está totalmente hecho.

Se trata de un plato delicioso y rico en proteínas. Perfecto para cualquier dieta.