Descubre una receta sorprendente en la que la mezcla de toques dulces, salados y picantes encantará a todo el mundo: costillas a la miel.

Las costillas a la miel es un plato exquisito para cocinar en cualquier ocasión y que se pueden comer tanto a la hora de la comida como de la cena. Toma nota de esta sencilla y original receta y no dudes en preparar este jugoso plato, tierno por dentro y crujiente por fuera.

Beneficios de las costillas

Las costillas que hoy vamos a preparar vamos a hacerlas con carne de cerdo, muy recomendada para todo el mundo especialmente para los más pequeños, gracias a su elevado contenido en proteínas que ayudan a conseguir un desarrollo perfecto. Entre sus nutrientes se encuentran también las vitaminas K, B9, B1 y B12.

Costillas a la miel

La carne que procede del cerdo, como las costillas en este caso, contribuyen a que quien las consuma tenga más vitalidad debido a sus elevadas dosis de tiamina , que ayudan a conseguir una asimilación correcta en el organismo de los hidratos de carbono. A esto hay que sumarle lo importante que es esta sustancia para conseguir el equilibrio del sistema nervioso.

Muy recomendable es también este tipo de carne en las mujeres que se encuentran embarazadas o en período de lactancia, así como quienes están convalecientes de enfermedades y operaciones, ya que durante todas estas circunstancias existe un gran desgaste de vitamina B1, en la que es muy rica la carne de cerdo.

Receta de costillas a la miel

Ingredientes

  • 1 kg de costillas de cerdo
  • 2 Limones
  • Miel
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce
  • Orégano
  • Sal

Elaboración

  1. Lo primero que habrá que hacer es preparar las costillas, para ello es fundamental darlas un golpe por la mitad. Cuando estén todas listas, se colocan sobre una bandeja apta para el horno, de tal manera que no se amontonen unas con otras. Se agrega un poco de aceite de oliva y se impregnan con el mismo lo máximo posible.

    Costillas a la miel

    Da un golpe seco a la mitad de cada una de las costillas para prepararlas

  2. Echa una pizca de sal, de pimentón dulce y de sal por encima de las costillas.
    Precalienta el horno a 200º C y cuando esté caliente, se introduce la bandeja, manteniéndola a esta temperatura durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo se saca la bandeja del horno.

    Costillas a la miel

    Introduce las costillas en el horno y ve dándolas la vuelta para que se doren por todos los lados

  3. Exprime dos limones y pon el zumo en un bol pequeños. Añade al mismo la miel y mezcla bien. Riega las costillas con esta mezcla y vuelve a introducir la bandeja en el horno habiendo dado la vuelta a las costillas, otros 15 minutos. Repite la operación hasta que las costillas estén bien doradas y crujientes.
  4. En ese momento ya se puede sacar del horno la bandeja y se sirven bien calientes. Pueden acompañarse de unas patatas fritas, de una ensalada o unas verduras cocidas. ¡Qué aproveche!

    Costillas a la miel

    Puedes acompañar las costillas a la miel con unas patatas fritas

Summary
recipe image
Recipe Name
Costillas a la miel
Author Name
Published On
Total Time
Average Rating
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)