Un platillo cualquiera puede pasar de ser percibido sin importar el esfuerzo, la técnica o los ingredientes que hayamos utilizado. Para que esto no ocurra siempre será necesaria una salsa excelente, como es el caso de la salsa a la pimienta verde. Una perfecta manera de acompañar a la carne, ¡aprende a prepararle!

Salsa a la Pimienta Verde

El saucier es muy importante en la cocina.

Tan importante como el resto en la cocina

Como mencionamos, las salsas son parte del corazón de la cocina. Tanto es así que en la brigada de cocina tradicional hay un chef el cual se especializa solamente en la preparación de las salsas. El saucier además se encarga de otros platillos como ciertos salteados, pero es en las salsas donde se destaca.

Salsa a la Pimienta Verde

Acuérdate del caldo para carnes.

Receta de Salsa a la Pimienta Verde

Ingredientes:

Para esta receta necesitaras de los siguientes ingredientes:

  • 1 cebolla.
  • Nata.
  • Caldo de carne.
  • Pimienta negra molida y en grano.
  • Pimienta verde.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Brandy.
Salsa a la Pimienta Verde

Comienza pelando la cebolla.

Preparación

Cocinar cualquier salsa no es complicado, pero sí de cuidado ya que si te pasas en exceso de un ingrediente necesitaras recurrir a distintos trucos de cocina para poder reparar el error (aunque algunas veces no es posible). Teniendo esto en cuenta, comienza de la siguiente manera:

Salsa a la Pimienta Verde

Fríe las cebollas.

  1. Pela y luego corta la cebolla finamente, fríela en una buena cantidad de aceite de oliva, cuando este bien ponchada la cebolla añade una buena cantidad de brandy (en este punto y si tienes la habilidad puedes flamear el sartén) junto a la pimienta verde.
  2. Cuando la mayor parte del alcohol evapore, vierte el caldo de carne. Deja cocinar todo hasta que reduzca, añade la nata luego de esto sazonar con sal y pimienta negra.
  3. Cuando vuelva a reducir prueba y si encuentras necesario rectifica la sal o la pimienta.
Salsa a la Pimienta Verde

No te olvides de añadir un poco de pimienta en grano.

Después de este paso ya solo deberás retirar del fuego y utilizarla en esas recetas de carne que deseas que queden con un toque verdaderamente único.