Descubre cómo preparar un delicioso y esponjoso bizcocho sin yogurt casero para consumirlo solo o acompañarlo de tus ingredientes favoritos.

Origen del bizcocho

La palabra bizcocho viene del latín y significa “cocido dos veces” y se debe a que antaño se secaban en el horno después de haberlos cocido para que se conservaran mejor. Hoy en día esta práctica ya no se mantiene. En cualquier caso es una preparación muy antigua que incluso tiene antecedentes en el Egipto del siglo X a.C.

Receta de bizcocho sin yogur

La mayor parte de las recetas para preparar un bizcocho llevan yogurt, pero si no tienes disponible uno, eres intolerante a la lactosa o simplemente quieres eliminarlo, hoy te vamos a enseñar cómo elaborar uno muy sabroso sin este ingrediente, y no por eso va a perder ni un ápice de su sabor ni de su jugosidad. Además vamos a darle un toque extra con un rico glaseado de naranja. ¡Toma nota!

Bizcocho sin yogurt

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 190 gr. de harina
  • 1 cucharada y media de levadura en polvo
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de leche
  • el zumo de 3 naranjas recién exprimido
  • 110 ml. de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 5 o 6 cucharadas de ralladura de naranja
  • 1 pizca de sal

Para el glaseado

  • 150 gr. de azúcar glas
  • 2 o 3 cucharadas de zumo de naranja natural
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración

  1. Para preparar el bizcocho lo primero que habrá que hacer es precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Mientras tanto ve engrasando el molde en el que vas a hacer el bizcocho.
  2. En un recipiente mezcla los ingredientes secos, es decir, el azúcar, la harina, la ralladura de naranja, la levadura y la sal hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. En otro bol mezcla los ingredientes húmedos, o sea, los huevos, el zumo de naranja, la leche, el aceite y el extracto de vainilla hasta que estén bien mezclados. Agrega los ingredientes secos a los húmedos y bate con suavidad hasta que estén combinados por completo.
  4. Echa la masa en el molde anteriormente engrasado y se introduce en el horno durante unos 30 o 40 minutos, hasta que se vea que la superficie está dorada.
  5. Para comprobar que está bien hecho, se introduce un palillo en la parte superior. Si sale totalmente limpio es que ya está cuajado. Si lo hace con restos de masa o mojado, habrá que hornearlo durante unos minutos más.
  6. Cuando esté listo se saca del horno y se deja enfriar durante 10 minutos en una rejilla. Después habrá que darlo la vuelta y desmoldarlo hasta que se enfríe por completo.

    Bizcocho sin yogurt

  7. Para hacer el glaseado se mezclan los ingredientes necesarios para hacer el mismo, pudiendo variar su textura añadiendo unas gotas más o menos del zumo de naranja.
  8. Cuando esté a tu gusto, se echa por encima del bizcocho bien frío y se deja solidificar. Ya tienes listo un rico bizcocho sin yogurt. ¡Qué aproveche!Bizcocho sin yogurt