Os traemos hoy una receta fácil y rica, caracoles con tomate. Es un plato que puede servirse como plato único al mediodia, aunque hay quien lo prefiere para cenar.

El consumo de caracoles es característico de la gastronomía española y mediterránea, se asume que en cada época se consumía por distintos factores, hambre, guerra, y escasez, se consideraba una fuente de alimento rápida y accesible. Sin embargo a lo largo de los años sus recetas han evolucionados, creando platos que son apetecidos en la gastronomía mundial.

Receta de Caracoles con tomate

Así es como se preparan unos ricos caracoles con tomate, paso a paso te lo contamos a continuación.

Ingredientes

  • 1 kilo de caracoles
  • Comino
  • Pimienta negra
  • Cilantro
  • 800 gramos de tomate triturado
  • Una cebolla grande
  • 2 cabezas de ajo
  • Un pimiento
  • Una cayena
  • Aceite de oliva
  • 3 rebanadas de pan
  • Azúcar
  • Sal

Preparación

  1. En una sartén se coloca aceite, cuando esté caliente se introducen las rebanas de pan, se sofríen de lado y lado, se retiran del aceite, y se le coloca un chorrito de agua para que se ablande.
  2. Luego se ponen a sofreír los dientes de ajos pelados y sin triturar, una vez sofritos, se trituran junto con el pan en un mortero.
  3. Luego el pan y el ajo macerado se colocan en una sartén con un chorro de aceite, se agrega el tomate y se deja cocinar a temperatura baja hasta que espese, se agregan dos cucharadas de azúcar para bajar la acidez del tomate, una vez espesada la salsa de tomate, se le coloca el comino, la pimienta, el cilantro molido y la sal, todo al gusto.
  4. Los caracoles deben ser lavados con sal, esto para que salgan de la concha, se espera un rato, dando chance a que salgan.
  5. Mientras, se prepara un sofrito de cebolla, pimentón, cayena y ajo, al sofrito se agregan los caracoles y luego se cocinan a fuego muy lento
  6. Después se aumenta la llama, se retira la espuma que va saliendo de los caracoles. Se deja cocinar por hora y media en caso de que no tenga olla de presión.
  7. Unas vez listos los caracoles se mezclan con la salsa de tomate previamente preparada, también se le aplica un poco del caldo de los caracoles que quedó durante su cocción, para acentuar el sabor.

Consejos

Los caracoles deben ser bien lavados, cambiándole el agua varias veces.

Antes de mezclar los caracoles con la salsa de tomate, se puede pasar la salsa de tomate por un pasapuré, esto mejora la textura de la salsa.

Agregar mucha sal a los caracoles cuando se están lavando, ayudará a que salgan.

Calorías

98 calorias

Tiempo de preparación

90 minutos