Si eres un amante de las cremas y de las sopas, seguro que te va a interesar aprender a preparar una rica crema de espinacas light.

Beneficios de las espinacas

Las espinacas son un ingrediente muy ligero que aporta mucha agua y por tanto también son muy diuréticas. Por otra parte cuenta con una enorme cantidad de vitamina A que es imprescindible para un buen estado de la piel y para la vista. Otro de sus puntos fuertes son su gran aporte de calcio.

Todos estos beneficios ya habían sido comentados hace siglos, concretamente desde el siglo XII cuando el agrónomo árabe Ibn-al Awwam, escribió un tratado de agricultura alabando esta verdura.

Crema de espinacas light

Receta de crema de espinacas light

La crema de espinacas es un plato perfecto para comer en cualquier época del año y para todo el mundo. Es una manera excelente de que los niños coman verduras y también es perfecta para las personas que siguen una dieta, por su escaso aporte calórico. Toma nota y aprende a preparar una deliciosa crema de espinacas light.

Ingredientes

  • 600 gr. de espinacas congeladas
  • 500 ml de leche desnatada
  • 4 quesitos light
  • 1 cucharada de harina
  • sal y pimienta
  • media cucharada pequeña de mantequilla
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. El primer paso es cocer, sin descongelar, las espinacas. Para ello pon agua con una pizca de sal a hervir y cuece la verdura durante 8 minutos aproximadamente. Por otra parte puedes ir preparando una bechamel clara.Crema de espinacas light
  2. Para hacerlo lo primero que hay que hacer es tamizar la harina con ayuda de un colador. El motivo de realizar este paso es que no se formen grumos en la harina a la hora de manipularla. Mientras ve calentando ligeramente la leche en el microondas y escurriendo las espinacas. Crema de espinacas light
  3. En una sartén coloca la mantequilla y cuando esté derretida ve añadiendo la harina tamizada poco a poco y ve removiendo con una cuchara de madera. A continuación agrega la leche también muy lentamente y sin dejar de remover en ningún momento. El siguiente paso será añadir los quesitos. Apaga el fuego y deja que los quesitos se vayan derritiendo ellos solos con el fuego residual.
  4. En el vaso de la batidora echa la mitad de las espinacas y la mitad de la bechamel. Bate y reserva. Añade la otra mitad de las espinacas y de la bechamel y vuelve a batir. El motivo de batir las espinacas en dos tandas, es para que la crema quede mucho más suave y sin ningún grumo.
  5. Cuando esté todo batido se echa el resultado total en un recipiente y se prueba de sal, ajustando si es necesario. A la hora de servir la crema tiene que estar bien caliente y antes de llevarla a la mesa, añade un chorro de aceite de oliva virgen extra. Ya tienes listo un delicioso plato de crema de espinacas light bien saludable y sin apenas calorías. Crema de espinacas light