Aprende a preparar una exquisita tapa con sabor a mar, como son los langostinos empanados, un plato de lo más crujiente y sabroso

Propiedades nutricionales de los langostinos

Los langostinos contienen una gran cantidad de proteínas, siendo además su contenido en grasas muy bajo. El alto contenido de las primeras, hace que sea un alimento muy recomendado para el desarrollo de los músculos, especialmente durante la infancia y la adolescencia, etapas en la que es necesaria una mayor cantidad de este nutriente.

Por otro lado son una fuente muy rica en algunas vitaminas como la B3, B9, B12 y E, todas ellas imprescindibles para que el organismo pueda aprovechar los carbohidratos y las proteínas. En el caso concreto de la B9, resulta ideal de consumir durante el embarazo por los beneficios que aporta al feto, ayudando a que la columna vertebral y el cerebro se desarrollen de manera correcta y a que la placenta esté en perfectas condiciones.Langostinos empanados

También tiene una gran cantidad de yodo, beneficioso para el metabolismo y que ayuda a regular el nivel de energía y el funcionamiento correcto de las células. Por si fuera poco ayuda a controlar también los niveles de colesterol. Sin duda un alimento muy completo a la par que delicioso.

Receta de langostinos empanados

Los langostinos empanados son una receta muy sencilla de hacer, consistente en freír este rico alimento del mar, previamente pasado por harina, por huevo y por pan rallados, otorgándole una textura muy crujiente y particular. ¡Descubre cuáles son los pasos para prepararlos a continuación!

Ingredientes

  • 400 gr. de langostinos
  • 80 gr. de harina
  • 80 gr. de harina de fécula de maíz
  • 1 yema de huevo
  • 1 taza de agua
  • Sal y pimienta al gusto
  • 250 gr. de pan rallado
  • 250 ml. de aceite de maíz

Elaboración

  1. El primer paso será preparar la tempura correcta para después empanar los langostinos. Para ello será necesario un recipiente en el que se puedan combinar los dos tipos de harina. A continuación se añade la pimienta y la sal, así como la yema del huevo. A continuación se agrega la taza de agua muy fría de forma progresiva mientras se mezcla hasta conseguir una pasta uniforme sin grumos.Langostinos empanados Si quieres conseguir un rebozado con bastante más volumen, puedes agregar al agua una bebida que tenga algo de gas y que por supuesto, no tenga sabor, como por ejemplo soda. En este caso habrá que tener cuidado de no realizar movimientos demasiado fuertes para que no se diluyan las burbujas del gas.
  2. En una sartén se echa el aceite y mientra se va calentando, se pasan los langostinos, uno a uno, por la tempura y después por el pan rallado. Cuando ya estén todos empanados, se ponen a freír.Langostinos empanados
  3. Cuando ya tengan un color dorado se retiran de la sartén y se colocan sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Se sirven inmediatamente acompañados de alguna salsa que os guste. ¡Qué aproveche!

    Langostinos empanados

    Puedes acompañar los langostinos de las salsas que más os gusten