Los macarrones de Bilbao, son un postre exquisito y con una gran carga cultural que ha maravillado a jóvenes y adultos durante largas generaciones. Así que, si tienes curiosidad y quieres hacer tus propios macarrones, no dejes de leer

Datos sobre los Macarrones

Si bien, estos macarrones no son los clásicos macarons tan populares en Francia, si poseen cierto parecido, como por ejemplo el uso de almendra molida en su receta. Se les conoce como macarrones de Bilbao ya que son parte de los postres típicos que se bendicen y se comen durante las fiestas de San Blas en Bilbao, un municipio de España que cada 3 de febrero realiza festividades en nombre de este santo.

La historia cuenta que San Blas, un médico y obispo de Sebaste, Armenia, poseía poderes milagrosos para sanar distintos males del cuerpo pero se hizo famosos gracias a que un día salvo a un niño que se ahogaba con una espina de pescado. Desde ese día se le considera el patrono de las enfermedades de la garganta y se dice que cuando uno de estos macarrones es bendecido es capaz de curar cualquier mal de garganta que tenga quien lo coma.

Macarrones de Bilbao

Postres en Honor a San Blas

Receta de Macarrones de Bilbao

Esta es una receta sumamente sencilla, sumamente accesible y que cualquiera con una visita a su despensa y quizás una rápida ida al supermercado puede realizar y la mejor parte es el resultado, aproximadamente unas 12 galletas llenas de sabor y dulzura listas para ser comidas al instante, ya sea como postre o como una merienda con algo de café.

Ingredientes

  • 125 g de azúcar glas
  • 125 g de almendra molida
  • ½ cucharadita de canela molida
  • 1 cda sopera de zumo de limón
  • 1 clara de huevo
  • Azúcar para rebozar los macarrones

Como preparar Macarrones de Bilbao

  1. Para empezar, tomamos un bol mediano y ponemos en la almendra molida en conjunto con el azúcar glas y la almendra molida y mezclamos todo muy bien hasta tener una mezcla homogénea.

    Macarrones de Bilbao

    Las almendras son el ingredientes protagonista

  2. Cuando todo este mezclado agregamos, el zumo de limón y solo la mitad de la clara de huevo. Solo la mitad porque el resto lo iremos agregando mientras realizamos la mezcla, lo ideal es juntar los ingredientes en el bol con las manos para formar una especie de masa pegajosa.
  3. Mientras amasamos vamos agregando más clara de huevo cuando veamos que nuestra composición lo necesita, el resultado ideal es una masa pegajosa, moldeable que se pegue un poco a las manos y al bol, pero no demasiado para que puedan quitarse de la bandeja cuando las cocinemos.
  4. Cuando tengamos la masa lista, con una cuchara quitaremos porciones uniformes de la masa que hicimos y le damos una forma de macarrón con algo de cuerpo, para después pasarla por un bol con azúcar glas y luego a una bandeja.
  5. Lo ideal sería cubrir la bandeja con un papel de horno para que no se peguen en lo absoluto las galletas, el horno debe estar precalentado a 190 C°, ponemos las galletas distribuidas de forma equitativa por toda la bandeja y la ponemos a hornear por unos 9 0 10 minutos, que no se doren demasiado.

    Macarrones de Bilbao

    Macarrones listos para disfrutar

  6. El objetivo es que las galletas queden con una cubierta crujiente y un centro blando, ahí es cuando sabes que están listas.