Aprende a preparar un rico salmón al horno, un plato muy sano y sencillo que podrás preparar en muy poco tiempo.

Receta de salmón al horno

Hoy vamos a aprender cómo se prepara un rico salmón al horno acompañado de unas saludables verduras, una receta que no tiene nada de complicación y que te hará quedar como un verdadero chef.

Salmón al horno

Si te decides a prepararla, te recomendamos que utilices una fuente de horno que puedas después presentar en la mesa, de esta manera mantendrás el salmón bien caliente hasta el momento de consumirlo, y tanto su piel como su carne se mantendrán intactas, conservando todos sus jugos y sabores en los que se han cocinado.

Ingredientes

  • 2 lomos de salmón
  • 1 zanahoria
  • 4 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 1 puerro
  • 1 chorro de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta blanca

Elaboración

  1. El primer paso será preparar la base de nuestro salmón al horno. Para ello comienza pelando y preparando todos los ingredientes que vamos a necesitar. Primero pela las patatas y córtalas en láminas. Después los tomates también en finas láminas y después el puerro y la cebolla en juliana. La zanahoria habrá que cortarla en láminas igualmente.
  2. En una sartén se echa una generosa cantidad de aceite y se fríe en él las patatas. No debe quedar demasiado doradas ni crujientes, ya que después se van a terminar de cocinar en el horno, que habrá que ir precalentando también a 180ºC.

    Salmón al horno

    Se fríen las patatas en abundante aceite

  3. Cuando estén las patatas listas, se ponen en la bandeja del horno formando una especia de cama y se salan. Se colocan sobre las mismas los tomates cortados en rodajas y se echa una pizca más de sal.
  4. Mete la fuente en el horno y deja cocinar durante 15 minutos con calor arriba y abajo a 180º. Cuando el tomate se pueda aplastar bien con el tenedor, se saca y se reserva.
  5. En otra sartén se echa más aceite y se sofríe a fuego medio la cebolla, la zanahoria y el puerro con un poco de sal. Cuando esté listo se coloca este sofrito sobre la cama de patatas y tomates, reservando una pequeña cantidad que colocaremos después sobre el salmón.
  6. El siguiente paso será salpimentar el pescado y colocarlo sobre el resto de ingredientes. Sobre el mismo se pone el sofrito reservado. Como la carne del salmón ya es tierna de por sí, no necesitará demasiado tiempo de cocción, aunque el tiempo va a varias dependiendo del tamaño de la pieza.

    Salmón al horno

  7. Si es demasiado grande puedes mantener la temperatura del horno a 180º y aumentar el tiempo de horneado. Si por el contrario la pieza es pequeña y fina, se puede aumentar la temperatura a 200º o incluso 230º y reducir el tiempo de horneado.
  8. Para finalizar se echa un chorro de vino blanco sobre el salmón y se mete en el horno durante unos veinte minutos aproximadamente. De todas formas, como acabamos de decir, eso va a depender del tamaño del pesado. En cualquier caso cuando abras el lomo del salmón y veas que no esté crudo, ya estará preparado.Salmón al horno