Hoy vamos a realizar nuestra propia Salsa de Queso Cheddar Casera, ideal para acompañar con unos nachos y en compañía de nuestros amigos. Si tienes invitados y quieres ofrecerles una salsa casera con unos nachos esta es la solución. Solo cuesta unos 10 minutos tenerla lista para servirla.

Receta de Salsa de Queso Cheddar Casera

Ingredientes

  • 150 gr de queso cheddar
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de mantequilla (o manteca)
  • 250 ml o 1 taza de leche
  • 1 pizca de pimentón
  • Sal

Elaboración

  1. Primero, tendrás que colocar la leche en un cazo y ponerla a calentar a fuego medio y dejarla unos minutos.
  2. Antes de que empiece a hervir debes añadirle la maicena poco a poco y debes ir removiendo para que se mezcle bien con la leche y quedé totalmente disuelta.salsa queso cheddar
  3. Una vez que esté disuelta y que la mezcla sea homogénea debes reservar esta mezcla para más tarde.
  4. A continuación coge otro cazo o cacerola pequeña y pon en él la mantequilla.
  5. Calienta a temperatura baja para que se vaya deshaciendo y deja que se funda totalmente.
  6. Una vez que esté totalmente derretida vierte la mezcla de leche y maicena que has mezclado anteriormente.
  7. Incluye también el queso de untar y remueve todo con la ayuda de unas varillas de mano hasta que esta mezcla quede totalmente homogénea y bien mezclada. Es necesario elegir un queso suave de sabor neutro y cremoso para que el resultado sea delicioso.
  8. Una vez que estás mezclas estén hechas es necesario que cortes el queso cheddar en forma de dados y lo añadas en el cazo en el que tienes la mezcla anterior. Luego, deja que se derrita a un fuego lento para que no se queme.
  9. Cuando el queso cheddar esté totalmente fundido remueve bien la mezcla para homogeneizarla y echa una pizca de cayena molida aunque puedes añadir un poquito más si el sabor que buscas es algo más picante.
  10. Remueve todo hasta que tenga una textura uniforme y homogénea y hasta que la salsa quede un poco espesa y cremosa sin que sea demasiado espesa.
  11. Cuando ya tenga la textura y el espesor deseado puedes ponerla en un cuenco junto a los nachos y estará listo para servirlo a tus comensales e invitados a cenar.

Salsa de Queso Cheddar

Consejos

Es muy importante que mantengas el fuego bajo para que el queso de untar no se queme demasiado ni se pegue a la olla. Además a esta baja temperatura podrás cocinarlo mucho mejor y dará un aspecto y un sabor mucho más delicioso.

Prueba la mezcla para ver cómo está y saber si necesita un poco más de sal. Si ves que el queso que has elegido es demasiado fuerte puedes prescindir de la cayena ya que si no el sabor puede ser demasiado fuerte.

Eso sí, debes tener en cuenta que al tratarse de una Salsa de Queso Cheddar casera debes consumirla cuanto antes para que no se nos estropee. Seguro que les encantará a todos los tuyos. ¡Está realmente deliciosa!

Temas