Aunque parezca mentira existen alimentos que matan, y no nos estamos refiriendo a la comida rápida que venden en ciertos establecimientos o alimentos ricos en grasas saturadas. Hay una serie de comidas que pueden quitarnos la vida en apenas unos minutos u horas y normalmente de una manera muy desagradable.

La peculiaridad de casi todos ellos, es que a pesar de tener un potencial mortal muy elevado y de haber sido prohibidos por las autoridades, siguen siendo parte de las cocinas de las que provienen. Hoy vamos a mostrarte cuáles son los 10 alimentos más peligrosos del mundo para que siempre los evites.

1) Casu marzu

Casu marzu

Este queso tradicional propio de la gastronomía sarda, puede parecer apetitoso a simple vista, pero en realidad se trata de un queso podrido que en su interior contiene larvas de moscas que ayudan a fermentar el queso.

El problema es que estas larvas sobreviven en el estómago de la persona que las ingiere lo que puede traer graves consecuencias. Este queso ya ha sido prohibido por la Unión Europea aunque se puede comprar en el mercado negro.

2) Pez globo

Pez globo

Al pez globo se le conoce en Japón como fugu, y puede ahogar a la persona que lo tome si no se ha prepardo por un experto. Sus órganos internos, sobre todo los intestinos y el hígado, retienen niveles muy elevados de un tóxico que causa parálisis sin que quien se haya contaminado no se de cuenta hasta que ya es demasiado tarde y muere ahogado mientras está masticando.

3) Bayas de sauco

bayas sauco

El sauco tiene grandes beneficios para la salud gracias a sus propiedades depurativas, antiinflamatorias y antioxidantes. Pero sus hojas o semillas pueden llegar a producir cianuro por lo que su consumo puede llegar incluso a provocar un ataque al corazón.

4) Anacardos

Anacardos

Los anacardos crudos provocan un brote de alergia muy común que provoca edema, supuración e inflamación y que si se consumen en grandes cantidades, pueden resultar mortales, debido al urushiol, un aceite que se encuentra en este alimento. Pero tranquilos, los anacardos que se adquieren en los supermercados no son crudos, así que no hay problemas.

5) Yuca

Yuca

La yuca o tapioca puede encontrarse en Asia, África y América del Sur y se suele emplear para rellenar dulces o tartas. Es importante cocinarla muy bien ya que de lo contrario, la linamarina que tiene en su interior, se puede convertir en un producto muy tóxico. Para evitarlo hay que pelarla completamente y hervirla antes de consumirla.

6) Almejas con sangre

Almejas con sangre

Son muchos los que consideran una exquisitez este plato, pero puede llegar a ser mortífero, especialmente cuando apenas se hierve, ya que puede provocar hepatitis A, disentería o tifus. En la actualidad se encuentra prohibido su consumo.

7) La rana toro africana

Rana toro africana

Este simpático animal que puede llegar a pesar incluso más de 2 kilos, puede resultar mortal si se introduce en la dieta, algo que por otro lado es habitual en países como Namibia. Los nativos aseguran que una vez se ha apareado el animal, éste deja de ser peligroso, pero aún así hay que tener mucho cuidado con sus órganos y su piel ya que contienen muchas toxinas.

8) Hákarl

Hákarl

La carne curada del tiburón de Groenlandia es un plato tradicional de Islandia. El problema de este escualo es que no tiene tracto urinario ni riñón, por lo que todas las sustancias tóxicas, la basura y el ácido úrico que consumen, se almacenan en su piel. Necesita un proceso de curación de al menos seis meses para que pueda ser consumido, pero eso sí, lejos de zonas habitadas por el hombre, ya que desprende un olor muy desagradable.

9) Ackee

Ackee

Este fruto tan popular en Jamaica y que llegó desde África Occidental, puede provocar el síndrome vomitivo debido a la hipoglicina que contiene y que puede provocar un coma profundo o incluso la muerte si se ingiere antes de que su planta esté totalmente madura.

10) Nakji

Nakji

Posiblemente sea el alimento más desagradable y tétrico del mundo. Este plato procedente de la cocina coreano, se prepara con trozos de un pequeño pulpo al que se conoce como nakji y que se aliña con sésamo. El pescado está todavía tan crudo a la hora de comer, que los tentáculos se siguen moviendo en el plato. Además sus ventosas pueden adherirse al esófago o la boca de quien lo está comiendo, lo que puede provocar ahogamiento.