Aprende a preparar una rica receta de mar y montaña como son las albóndigas con sepia, un plato con el que vas a sorprender.

Receta de albóndigas con sepia

Las albóndigas con sepia son todo un clásico de la cocina de Cataluña. Conocidas en esta tierra como las mandonguilles amb sípia, son un plato de toda la vida con sabores que aunque contrastan mucho, resultan de lo más sabrosos.

Ingredientes

  • 400 gr. carne picada del sabor que prefieras
  • 300 gr. de sepia
  • 1 cebolla
  • 100 ml. de salsa de tomate
  • 1 huevo
  • 40 gr. miga de pan
  • 100 ml. leche
  • 500 ml. caldo de pescado o de agua
  • harina para rebozar
  • 20 gr. de almendras
  • 150 ml. vino blanco
  • 4 dientes de ajo
  • perejil
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Si vas a usar almendras con piel lo primero que tienes que hacer es pelarlas. Para ello debes escaldarlas durante unos segundos dentro de agua hirviendo y así podrás quitarles las piel con más facilidad.
  2. Sécalas con un trozo de papel de cocina y ponlas en un sartén sin nada de aceite. Tuesta durante unos minutos las almendras a fuego medio, removiéndolas continuamente para que no que se quemen. Reserva.
  3. En un bol por a remojar la miga del pan con la leche. Cuando esté totalmente empapada, reserva hasta que vayas a usarla.
  4. En otro bol mezcla la carne picada con dos dientes de ajo triturados, pimienta, huevo, sal y la miga de pan. Mezcla todos los ingredientes muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea.Albóndigas con sepia
  5. Ahora es el momento de empezar a formar bolas del mismo tamaño aproximado y rebozarlas con harina. En una sartén calienta aceite de oliva virgen y fríe en el mismo las albóndigas cocinándolas por cada lado varios minutos.
  6. Según estén listas se van retirando a una bandeja con un poco de papel absorbente para que eliminen el resto del aceite. Reserva.
  7. Por otro lado ve limpiando la sepia y quitando cualquier resto de víscera. Quita la piel exterior que esté más oscura y la fina telilla que la recubre para que la sepia quede mucho más tierna. Trocéala en dados.Albóndigas con sepia
  8. En una cacerola ancha ponla al fuego sin nada de aceite. Cuando esté caliente agrega la sepia en trozos para que se vaya evaporando el agua que pueda tener. Si es fresca no tendrá demasiado agua, pero si usas una congelada soltará bastante, algo que perjudicará a la fritura.
  9. En el momento en que se haya evaporado todo el agua se añade un chorro de aceite a la cazuela y se fríe la sepia. Retira y reserva. En la misma cacerola se añade de nuevo un chorro de aceite, se calienta y se añade la cebolla pelada y cortada en trozos. Se sofríe hasta que empiece a ablandarse la misma.
  10. Mientras se cocina se hace un majado en un mortero con dos dientes de ajo troceados, las almendras tostadas, perejil, sal y pimienta. Incorpora este majado a la cebolla y continua cocinando durante cinco minutos más. Añade el vino y deja que el alcohol se evapore durante otros cinco minutos.
  11. Luego, agrega la salsa de tomate, remueve bien y añádela la sepia que tienes reservada y el agua o el caldo de pescado. Cuando empiece a hervir incorpora las albóndigas y cocina durante 20 minutos.Albóndigas con sepia
  12. Finalmente, sirve muy caliente y acompaña las albóndigas de un poco de arroz blanco que puedes regar con la salsa misma de este guiso.Albóndigas con sepia

Consejos

  • El éxito de esta receta de Albóndigas con sepia es utilizar productos de calidad. Tanto la carne como la sepia tiene que ser bien fresca, así como el resto de los productos para que la salsa que consigas sea de chuparse los dedos.

Calorías

290 calorías

Tiempo de preparación

60 minutos