Cuando buscamos consumir alimentos bajos en grasas que, además, tengan un sabor único y potente, lo mejor es buscar recetas que puedan prepararse rápido y no integren ningún tipo de carne. Esta receta de Bolitas de garbanzos es perfecta como aperitivo y plato de entrada.

También conocidas como falafel de garbanzos estas pequeñas bolas de verduras son realmente deliciosas. Su procedencia es árabe y es una preparación muy famosa dentro de la gastronomía mundial, de hecho, tienden a ser preparadas como plato de entrada o aperitivo principal de los restaurantes más importantes del mundo.

Una de las particularidades de esta preparación es que, se realiza realmente fácil, es muy parecida a las de las croquetas y no requieren de mucho tiempo en realizarse. Además, los vegetarianos y veganos la adoran, debido a que, mantiene un sabor exquisito que no tiene comparación.

Receta de Bolitas de garbanzos

Descubre cómo preparar unas deliciosas Bolitas de garbanzos y dejar a tus comensales boquiabiertos con su sabor.

El falabel es una de las principales preparaciones de la gastronomía árabe.

Ingredientes

  • 250 g de garbanzos
  • ¼ de cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • 150 g de harina de garbanzo
  • 1 cucharada de comino molido
  • ½ cucharada de pimentón
  • 1 cucharada de pimienta en polvo
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 1 bolsa de canónigos
  • 200 ml de agua
  • 1 limón
  • Sal

Preparación

  1. En primer lugar, debemos colocar una cazuela llena de agua a calentar
  2. Añadimos los garbanzos y los dejamos cocinar hasta que la cazuela comience a expedir vapor

    Hervir los garbanzos

  3. Una vez comience a hervir el agua, retiramos del fuego y escurrimos los garbanzos para reservarlos
  4. Troceamos finamente el ajo y la cebolla para añadirlo a la el reciente con los garbanzos
  5. Añadimos el cilantro, el pimentón, el comino y la pimenta
  6. Trituramos todo con un tenedor y llevamos el recipiente al refrigerador durante al menos dos horas

    Trituramos los ingredientes

  7. Cogemos la harina de garbanzos y la mezclamos con 200 ml de agua hasta compactar
  8. Cogemos la mezcla de garbanzos y comenzamos a dar forma a las bolas
  9. Pasamos las bolas por la mezcla de harina hasta que culminemos con la mezcla
  10. Colocamos una sartén a calentar y colocamos a freír las bolas hasta dorar

    Freír hasta dorar

  11. Al encontrarse doradas todas las bolas, las retiramos y las dejamos reposar sobre papel vegetal
  12. Cogemos los canónigos dentro de un bold y vertemos el zumo de limón
  13. Pelamos los canónigos y los cortamos en trozos
  14. Salpimentamos a nuestro gusto y vertemos un chorro de aceite
  15. Servimos las bolas, acompañadas de la ensalada de canónigos

    Degustar

Consejos

Añade más harina de garbanzos en caso de que sea necesario, es posible que la mezcla pueda quedar un poco espesa.

No dudes en disfrutar de esta receta sin preocupaciones, debido a que, no contiene gluten y es apta para celiacos.

Calorías

333 calorías

Tiempo de preparación

45 minutos