Esta receta de carquiñoles o carquinyols es rápida, fácil y sobretodo, económica. Si estás buscando un snack nutritivo para tus pequeños, esta es la mejor opción, ya que sus ingredientes en su mayoría son de origen animal y ricos en vitaminas y minerales. ¿Qué esperas para probarla?

Las almendras además de ser un ingrediente esencial en los carquiñoles, son semillas vigorizantes que proveen de energía, grasas buenas y antioxidantes, añádelas en tu dieta diaria para nutrir tu cuerpo. La almendra contiene la mejor calidad en grasa natural, ya que el 54% de su peso está compuesto por ácidos grasos.

Por otro lado, el huevo contiene altos grados de calcio, fósforo, magnesio y hierro, minerales que te ayudan a desarrollar y mantener huesos fuertes, dientes sanos, extremidades en buen estado además de que te ayuda a bajar la presión arterial (siempre y cuando se consuma moderadamente y solo la clara) y cabello brillante. Deja de pensarlo, prepara estas ricos carquiñoles y nutre tu cuerpo.

Receta de carquiñoles

Los carquiñoles o o carquinyols son unas galletas de origen catalán serán el protagonista de tu mesa. Prepáralos con esta sencilla receta que te otorgará muchos halagos de quienes prueben tus creaciones.

Ingredientes

  • 200 gr. de harina
  • 125 gr.de azúcar
  • 125 gr.de almendras
  • 2 huevos
  • Ralladura de limón
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de canela
  • Una pizca de sal

Preparación

  1. Para iniciar, precalienta tu horno a 175º C, así lograrás que tus carquiñoles queden doraditos y crujientes. Recuerda que debes hacerlo 20 minutos antes de meter el producto a hornear.
  2. A continuación, en un bowl coloca la harina, añade el polvo para hornear, la sal, la canela y la ralladura del limón (la cantidad es al gusto). Al final añade el azúcar y una vez que todo esté mezclado, agrega el huevo. El resultado es una masa sin grumos.

    carquiñoles

    carquiñoles

  3. Luego, en una superficie plana espolvorea harina, extiende la masa y procede a incorporar las almendras en la masa. Te costará un poco de trabajo por la consistencia pero no pierdas la paciencia.

    carquiñoles

    Extiende la masa e integra las almendras

  4. Enseguida que tengas todo integrado, divide la masa en dos partes y dales forma de panecillo. Colócalos en una bandeja con papel encerado, cúbrelos con huevo revuelto y hornea durante 25 minutos.
    carquiñoles

    Coloca en papel encerado y hornea.

    5. Enseguida de que los retiraste del horno, aún estando calientes, córtalos con un cuchillo de pan de manera diagonal con un grosor de aproximadamente un centímetro, ayúdate de un pedazo de tela para sostenerlos.

    Carquiñoles

    Córtalos en diagonal

    6. Coloca los carquiñoles cortados nuevamente en la bandeja y hornea durante 10 minutos para obtener una textura crujiente y queden doraditos. Déjalos enfriar encima de una rejilla, una vez fríos ¡disfrútalos!

    carquiñoles

    Carquiñoles crujientes

Consejos

Al momento de cortar, hazlo despacio para evitar rupturas

Si lo prefieres, puedes pelar las almendras

Acompaña con leche caliente o chocolate de mesa

Calorías

50 calorías

Tiempo de preparación

60 minutos