Al no contener gluten y un porcentaje muy bajo de grasas, la harina de castañas es la opción ideal para integrar en tu cocina, si deseas conocer un poco más de este tipo de harina y una forma fácil de prepararla, no pierdas de vista ningún detalle de la siguiente receta.

Receta de harina de castañas

Con tan solo un contenido de un 2% de grasas, mucho potasio, nada de gluten y muy poco sodio, esta harina está cogiendo popularidad entre los que saben de cocinan.

Su consumo es recomendado para persona con déficit energético, debido a su contenido de vitamina B y ácido fólico.

Con anterioridad adquirir este tipo de harina era posible solo en establecimientos o tiendas especializadas en alta cocina, en la actualidad podemos hasta prepararla directamente en casa.

Su aroma dulce y ahumado, está causando sensación entre reposteros, pasteleros y cocineros en el mundo entero.

La harina de castaña puede ser utilizada en diversas preparaciones, bien sea para preparar dulces o alimentos salados es totalmente funcional.

Su vasta cantidad de nutrientes la hacer perfecta para integrarla en una dieta y fomentar el bienestar de su cuerpo.

Además de que, preparar es muy sencillo y sus ingredientes pueden adquirirse en cualquier supermercado sin mucha dificultad.

Ingredientes

  • ½ kilo de castañas sin pelar
  • 1 molinillo

Preparación de la harina de castañas

  1. En primer lugar, debemos seleccionar las castañas

    Harina de castaña

    Seleccionamos las castañas

  2. Debemos desechar aquellas que mantengan agujeros o algún abultamiento en su cascara
  3. Pre-calentamos el horno a 200 grados
  4. Ahora procedemos a cortar las castañas por la mitad
  5. Cogemos una bandeja y la cubrimos con papel sulfurizado
  6. Colocamos los trozos de castaña en la bandeja

    Harina de castaña

    Colocamos las castañas en una bandeja

  7. Introducimos la bandeja al horno y dejamos que se cuezan durante 40 minutos
  8. Una vez transcurrido el tiempo de cocción, las retiramos del horno y dejamos que se reposen durante unos minutos

    Harina de castaña

    Retiramos del horno

  9. Procedemos a quitarles las cascaras y colocarlas dentro del recipiente de una picadora
  10. Generamos una pequeña trituración de unos segundos a las castañas para que su tamaño sea menor

    Harina de castaña

    Pulverizamos en una trituradora

  11. A continuación, cogemos el molinillo y añadimos los trozos de castañas
  12. Molemos las castañas, de ser necesario repetidas veces hasta que queden pulverizadas
  13. Reservamos la harina en un recipiente hermético

    Harina de castaña

    Reservamos en un recipiente y disfrutamos

Y listo, hemos preparado una deliciosa harina de castañas ideal para cualquier preparación que la requiera.

Consejos

Puedes comprar u obtener por tu propia cuenta las castañas, solo debes asegurarte que, al seleccionarlas, todas mantengan tamaños similares, para que su cocción sea optima y no dificulte la preparación de la harina.

Una vez retiradas del horno, debes verificar que su textura sea dura y seca, de lo contrario introdúcelas nuevamente por uno minutos.

Al finalizar te recomendamos tamizar la harina para evitar que puedan mantenerse algunos trozos de castañas que no se pulverizaron en el molinillo.