La leche condensada es un acompañante frecuente de tartas, galletas, y hasta bebidas, su sabor dulce y textura cremosa se ha convertido en principal aspecto a tomar en cuenta dentro de la repostería, prepararla en casa con esta receta de leche condensada casera es muy sencillo.

Receta de leche condensada casera

La leche condensada contiene un gran porcentaje de vitamina A y D. Por su parte la vitamina A fomenta el desarrollo de la vista y la D, las funciones cerebrales y la absorción de calcio. Al ser un producto lácteo, su contenido de fósforo y calcio es vasto, por lo que, nuestro cuerpo adquiere las mismas particularidades de la leche de vaca.

Consumir alimentos ricos en calcio, nuestro cuerpo se llena de los nutrientes necesarios para el desarrollo de los huesos y dientes. Es un alimento que contiene una gran cantidad de calorías, se recomienda su consumo a personas con alto índice de gasto calórico, debido a que, puede rehabilitar las funciones del organismo.

Por ende, la leche condensada debe consumirse bajo control para evitar que pueda generar aumento desmedido del peso.

No dejes de preparar esta receta de leche condensada casera y acompañar tus alimentos favoritos con un ingrediente delicioso.

Ingredientes

  • 250 g de leche en polvo
  • 200 ml de agua
  • 350 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Preparación

  1. Colocamos una cazuela a fuego medio y añadimos el agua junto con el extracto de vainilla

    Leche condensada casera

    Mezclamos el agua con el extracto de vainilla

  2. Rápidamente añadiremos la mantequilla sin dejar que el agua comience a hervir

    Leche condensada casera

    Añadimos la mantequilla

  3. Una vez se haya derretido la mantequilla, añadimos el azúcar y removemos para que se disuelva
  4. Disminuimos el fuego al mínimo y añadimos 3 cucharadas de leche

    Leche condensada casera

    Añadimos la leche

  5. Mezclamos todo con un batidor de mano para evitar la formación de grumos
  6. Continuamos agregando la leche de 3 en 3 cada vez que se disuelva hasta culminar con toda la necesaria
  7. Una vez hayamos disuelto toda la leche, apagamos el fuego y dejamos enfriar la leche condensada casera

    Leche condensada casera

    Dejamos enfriar

  8. Reservamos en el recipiente de nuestra preferencia y llevamos al refrigerador durante una hora antes de consumir

    Leche condensada casera

    Reservamos la leche condensada casera y refrigeramos

Consejos

Dejar el mayor tiempo posible la leche condensada casera en reposo, luego de haberla cocinado es lo que nos permitirá lograr la textura correcta de la preparación.

Recuerda tapar el recipiente en donde la mantendrás en resguardo para evitar que puedan caerle residuos o desperdicios que puedan dañarla.

Lo mejor de esta preparación es que, suele durar mucho tiempo en refrigeración para que puedas utilizarla las veces que te sean necesarias.

Recuerda solo agregar más leche a la preparación cuando se haya disuelto la que has añadido, de no hacerlo de esta manera, se formaran grumos y el resultado final no será la textura adecuada.

Summary
recipe image
Recipe Name
Leche condensada casera
Author Name
Published On
Total Time
Average Rating
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)