Uno de los postres mas difundidos por la gastronomía europea es la Natilla de huevo, un delicioso dulce de base de leche con aromas incluidos como la vainilla y el limón, conformados por ingredientes complemento como el huevo y el azúcar que crean una combinación deliciosa y sencilla de hacer, listo para disfrutar un postre cremoso que puede ser apreciado por toda la familia.

Es uno de los más sencillos y económicos de hacer. Con ingredientes prácticos y de uso común puedes elaborar en minutos una delicia. Actualmente se desconoce el lugar y momento exacto en que surge la Natilla de huevo, pero las suposiciones apuntan que surgió en los conventos de Europa, creado por las monjas de épocas antiguas que buscaban crear platos dulces y de bajo costo. Otros historiadores plantean que proviene de Francia, en la época del Renacimiento. Sin embargo, aun desconociéndose su verdadera proveniencia, ha conquistado las cocinas de pequeños y grandes en todo el mundo.

Receta de Natilla de huevo

Con solo 30 minutos de tiempo puedes tener este dulce listo y puedes elaborarlo desde Baño María, o calentar el agua en un microondas, por lo que no requieres de muchas comodidades.

Además, puedes ir a la tienda y conseguir un sobre de natilla de huevo instantáneo. Solo debes seguir pasos sencillos, agregar algún ingrediente, y tendrás tu dulce por menos tiempo.

Este dulce se ha extendido por diversos países porque puede adaptarse según los gustos de cada persona, puedes agregar especias, sabores diversos o ingredientes añadidos según te parezca, por lo que existen natillas de huevo y manteca en Uruguay, mientras que en Costa Rica se acompaña con plátano maduro y galletas de soda.

Es un postre típico de Antioquia, región de Colombia, mientras que es muy famoso en países como Australia, Italia, Reino Unido, Francia, y otros países de Europa.

Ingredientes

  • 800 ml de leche
  • Rama de canela
  • Concha de un limón
  • 6 huevos
  • 40 gr de maicena
  • 200 gr de azúcar

Como preparar natilla de huevo

Paso a paso te diremos de forma sencilla como preparar este dulce de forma rápida y practica:

  1. Comienza calentando la leche (600 ml) junto con la rama de canela y la concha o piel del limón. No dejar que hierva.natilla de huevo
  2. En un balde aparte, comienza a batir 6 huevos, cuando se encuentren uniforme agrega 200 ml de leche, 40 gr de maicena y 200 gr de azúcar.natilla de huevo
  3. Bate de manera lenta pero constante para que se condense de una de forma reciproca.
  4. Añadir a la leche caliente todos estos ingredientes de manera paulatina, vigilando que no cuaje. Remover continuamente y no dejar que hierva. Bajar el fuego.
  5. Retirar la canela y la piel de limón y servir en el recipiente en el que se desea presentar. Dejar reposar hasta que enfríe y refrigerar unas 5 horas hasta que cuaje por completo.

natilla de huevo

Consejos

La mezcla no puede quemarse ni hervir demasiado, por lo que se debe controlar el fuego y revolver con frecuencia suavemente. Esta es la mezcla base de la natilla de huevo. Pueden añadirse sabores y especias según la preferencia pero que el sabor se mantenga equilibrado. Controlar el uso de huevos y equilibrar con la leche para que el sabor no se sienta de forma desproporcionada.

Valora esta receta:

Otras recetas que podrían interesarte: