Si te gustan los dulces te proponemos una receta ideal que puedes preparar en tu propia casa para servir en cualquier momento: un delicioso pastel de vainilla.

Origen del pastel

El primer registro de recetas de dulces se remontan hasta Mesopotamina y el Antiguo Egipto donde ya se preparaba pan de miel redondo. En la Antigua Grecia ya celebraban los nacimientos con pasteles, siendo muy populares los que se elaboraban en Atenas con queso, aceite y harina.

Aproximadamente en el siglo IV a.C. en el Imperio Romano fue cuando por primera vez se distinguió la diferencia entre un pastelero y un panadero, pero no fue hasta que los árabes entraron en España plantando almendras y cítricos, cuando estos alimentos se impusieron en toda Europa y se mezclaron con otros sabores como el mazapán.

Delicioso pastel de vainilla

A lo largo de los siglos se han ido mejorando las recetas de dulce hasta llegar al pastel de vainilla, un pastel muy común en cualquier tipo de celebración o simplemente para tomar junto con un chocolate o un café a la hora de la merienda.

Receta del pastel de vainilla

Si hay un clásico dentro del mundo de la repostería, ese es el pastel de vainilla. Una auténtica delicia que se puede rellenar con lo que más te guste, dulce de leche, mermelada, mousse o lo que más te guste. Aprende cómo puedes preparar un pastel de vainilla riquísimo para compartir con quién más te guste o ¡sólo para ti! Descubre todas tus habilidades dentro del mundo de la repostería con este clásico. ¡Apunta!

Delicioso pastel de vainilla

Ingredientes

  • 5 huevos
  • 200 gr. de azúcar
  • 2 tazas y media de harina
  • 1 taza de leche líquida
  • 5 cucharas pequeñas de esencia de vainilla
  • 150 gr.de mantequilla
  • 1 cuchara pequeña de polvo para hornear

Elaboración

  1. Separa las claras de huevo de sus yemas y reserva ambas en recipientes separados. En otro recipiente añade la mantequilla junto con el azúcar y mezcla perfectamente. Para conseguirlo fácilmente ten en cuenta que la mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente.
  2. A continuación agrega a la mezcla de la mantequilla y del azúcar, las yemas que tenías reservadas y bate para continuar con la elaboración del pastel de vainilla.Receta de un delicioso pastel de vainilla
  3. El siguiente paso será añadir la mitad de la leche y la de la harina. Bate hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados. Cuando estén listos, agrega el resto de la harina y de la leche junto con la esencia de vainilla. Continua mezclando hasta conseguir una masa ideal de bizcocho. Debe ser homogénea y muy suave.
  4. Bate las claras a punto de nieve e incorpóralas a el resultado final. Las claras tienes que batirlas para que su integración sea mucho más rápida a la mezcla y se consiga la textura esponjosas que se busca. Por eso no debes batirlas primero y reservarlas, ya que perderían el volumen y afectaría al pastel.
  5. Por último añade la mezcla a un molde previamente enharinado. Antes da unos golpes ligeros a la misma para que salga todo el aire y no aparezcan burbujas. Mete en el horno a 250º C aproximadamente, durante 40 minutos.
  6. Transcurrido este tiempo deja reposar el pastel de vainilla durante unos 15 minutos y procede a desmoldarlo. Rellena con el ingrediente que más os guste como por ejemplo chocolate o mermelada, o simplemente sírvelo tal cual. Es un riquísimo pastel que puedes servir en cualquier celebración.Delicioso pastel de vainilla
Valora esta receta: