Si quieres aprender a preparar un postre de lo más fresco y que no resulte nada pesado, descubre los pasos a seguir para elaborar unas riquísimas peras al vino dulce.

Origen de las peras al vino dulce

Esta receta se elabora en diferentes zonas del mundo desde hace siglos cuando usaban las frutas que tenían a mano y que había que consumir rápidamente antes de que se estropearan. De esta manera apareció esta receta de fruta mezclada con vino y azúcar entre otros ingredientes. Peras al vino dulce

Es muy típica de la zona francesa de Borgoña donde se elabora ese famoso vino, pero las preparadas con vinos españoles como el Vega Sicilia o el Rioja, no tienen nada que envidiarlas.

Receta de peras al vino dulce

Si estás buscando el postre perfecto para servir después de una cena o comida abundante, ese es el de las peras al vino dulce, una receta que se puede preparar muy fácilmente y con antelación. Peras al vino dulce

Su sabor es delicioso pero su olor también invita a tomarlas, ya que la mezcla de las diferentes especias utilizadas, las otorga un aroma que seguro os va a encantar a toda la familia.

Ingredientes

  • 6 peras de carne dura
  • 100 gr. de azúcar
  • 750 ml. de vino dulce (a elegir)
  • 1 piel de naranja
  • 2 palos de canela
  • 6 clavos de olor
  • 4 vainas de cardamomo
  • 2 flores de anís

Elaboración

  1. Se pelan las peras dejándolas tan solo el rabillo. Se lava la naranja y se corta la piel con ayuda de un pelador de patatas evitando la parte blanca ya que si no le dará un sabor amargo. Peras al vino dulce
  2. En una olla se echa el vino dulce, las especias, la piel de naranja y el azúcar. Se pone a cocer a fuego medio todo junto y se remueve ligeramente. Por último se incorporan las peras peladas.
  3. Recorta un círculo de papel apto para horno del diámetro que tenga la cacerola que se va a utilizar, y se coloca con la parte más brillante cubriendo las peras dentro de la olla. Éste es un pequeño truco que va a evitar que haya que dar la vuelta a las peras, haciendo que se cuezan perfectamente por todos los lados.
  4. Se deja cocinar durante unos 20 minutos a fuego medio hasta que las peras estén bien tiernas. Cuando ya estén cocidas se retiran de la olla y se reservan en un tupper. Mientras tanto se deja que el vino con las especias y con la piel de naranja sigan cociendo durante unos 20 minutos más.
  5. Transcurrido este tiempo se podrá comprobar que el vino se ha reducido ligeramente y se ha convertido en un almíbar ligero. En ese momento se apaga el fuego y se echa el resultado en el tupper con las peras, pasándolo previamente por un colador. 
  6. Deja que se enfríe todo a temperatura ambiente y después tápalas e introdúcelas en la nevera hasta que se vayan a consumir. (Puedes prepararlas con varios días de antelación).
  7. Sírvelas con un poco de la mezcla del vino resultante y ya estarán listas para disfrutarlas. ¡Qué aproveche!Peras al vino dulce