La rosquilla es un dulce español muy popular durante la Semana Santa y de un extraordinario sabor. Si encima le añadimos un ingrediente como la nata que le va a proporcionar una textura mucho más suave, habremos conseguido la receta de rosquillas de nata perfectas para una merienda o para cualquier ocasión que se precie.

Receta de rosquillas de nata

Horneadas, fritas, con diferentes tipos de masa, este dulce que proviene del Imperio Romano, viene siendo desde esa época una de las recetas favoritas tanto de niños como de mayores.

Son muchas las variantes existentes de rosquillas: las de candil, las de anís, las fritas, las de limón y por supuesto, las de nata, que son cómo hoy vamos a aprender a prepararlas. El procedimiento para preparar todas ellas es muy parecido, es decir, habrá que elaborar una masa que se pueda manejar fácilmente, para formar con ella rulos pequeños con ayuda de las manos, para conseguir la forma en círculo característica de este dulce que se fríe en una gran cantidad de aceite.Rosquillas de nata

En este caso en concreto, es decir, en las rosquillas de nata, hay una diferencia a la hora de prepararlas en relación con el resto. Y es que la cantidad de harina usada es más grande que en otras recetas, pero no por eso son más pesadas o más secas, ya que la nata que se va a utilizar les va a aportar más suavidad.

Ingredientes

  • 260 gr. harina de trigo especial de repostería
  • 125 ml. nata líquida
  • 1 huevo
  • 50 gr. azúcar
  • 1 cuchara pequeña de levadura en polvo
  • La ralladura de un limón
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra suave para freír

Cómo preparar las rosquillas de nata

  1. Comenzaremos mezclando en un bol la harina junto con la levadura, la sal y el azúcar. Se deben mezclar perfectamente los ingredientes hasta que se consiga una mezcla homogénea.
  2. A continuación procedemos a lavar el limón y lo secamos. Se ralla con cuidad de no llegar a su parte blanca para que no amargue. Se reserva.

    Receta de rosquillas de nata

    Rallamos la cáscara del limón

  3. Lo siguiente será añadir a la masa el huevo entero, la nata y la ralladura de limón. Con la ayuda de un tenedor se mezclan todos los ingredientes hasta conseguir una especie de pasta de arena. Se continua amasando hasta lograr una bola uniforme que tendremos que dejar reposar durante quince minutos.

    Rosquillas de nata

    Preparamos los ingredientes para la masa de las rosquillas

  4. Transcurrido este tiempo, se engrasa la superficie en la que vamos a trabajar. Colocamos sobre ella la masa de las rosquillas y empezamos a darlas formas. Para ello habrá que coger una porción pequeña de masa, con la misma se hace un cilindro no demasiado grueso que uniremos por los extremos.
  5. Mientras se termina de preparar todas las rosquillas, se añade el aceite en una sartén. Cuando esté bien caliente iremos añadiendo las rosquillas, con cuidado de que no se quemen. Se fríen por ambas caras y al sacarlas se colocan sobre un plato con un poco de papel de cocina para que se vaya eliminado el exceso de grasa.

    Rosquillas de nata

    Rebozamos con azúcar glass las rosquillas

  6. A la hora de servir, se puede hacer tal cual están, o rebozarlas con un poco de azúcar glass. Un toque de canela también le dará un toque especial a esta receta. Sin duda un dulce perfecto para ofrecer a nuestros invitados.
Summary
recipe image
Recipe Name
Rosquillas de nata
Author Name
Published On
Total Time