Si eres un apasionado de las rosquillas, ¿qué te parece aprender a preparar una rica versión de las mismas en tu propia casa? Toma nota y elabora unas deliciosas rosquillas de vino de manera sencilla y rápida.

Rosquillas de vino

Curiosidades sobre las rosquillas

La rosquilla es un dulce horneado o frito que se hace con diferentes tipos de masa, que van desde las hojaldradas hasta las más o menos esponjosas. Su forma es circular y normalmente llevan un agujero en el centro.

Este dulce español es típico de la Semana Santa y su origen se remonta hasta el antiguo Imperio romano, época en la que se extendió la receta por una gran parte de Europa y de la cuenca del Mediterráneo.

Existen muchas variedades de las rosquillas, pero quizás las más conocidas sean las que se elaboran para la celebración del patrón de Madrid, San Isidro. En esta fiesta se consumen las rosquillas tontas, las listas, la de santa Clara, las francesas y las ciegas, que reciben este nombre porque no tienen el agujero en el medio.

Rosquillas de vino

Receta de rosquillas de vino

Las rosquillas de vino nunca se van a pasar de moda ya que son una verdadera delicia. Puedes prepararla con diferentes tipos de vinos según tus gustos, pero lo que es cierto es que siempre te van a quedar exquisitas y el olor que desprenden es indescriptible. ¡Toma nota de los pasos que tienes que seguir para prepararlas!

Ingredientes

  • 200 ml de aceite de oliva suave
  • 200 ml de azúcar
  • 1 cucharada de anís en grano
  • 200 ml de vino blanco
  • manteca de cerdo
  • 1 kg. de harina
  • Piel de naranja

Elaboración

  1. Lo primero será tostar la harina. Para ello se coloca en una sartén grande en el fuego y con una cuchara de madera se va removiendo constantemente para que no se queme. Esto llevará aproximadamente unos 10 o 15 minutos. Transcurrido este tiempo se retira la sartén del fuego y se deja enfriar antes de usarla.
  2. Cuando esté fría se tamiza para que no queden grumos. Se agrega el azúcar, la ralladura de naranja y el anís. Se mezcla bien para integrar todos los ingredientes. A continuación se agrega la manteca de cerdo que debe estar a temperatura ambiente y blanda para poder trabajarla, y el vino.
  3. Se mezclan bien todos los ingredientes y se forma una bola con ellos. Colocamos la masa sobre papel de horno y la aplastamos. Se tapa con más papel y con un rodillo se estira hasta lograr un espesor de 1 centímetro aproximadamente.
  4. Forma los roscos con las manos o con la ayuda de una cortapastas. Se van colocando directamente sobre la fuente del horno previamente calentado a 180º C durante 10 minutos, con calor por abajo y por arriba para que se cocinen durante 15 minutos. Rosquillas de vino
  5. Una vez horneados se colocan en una rejilla y se rebozan con el azúcar cuando todavía estén templados. Ya los tienes listos para comer. ¡Qué aproveche!Rosquillas de vino

Temas