Tan solo pensar en la idea de preparar un yogurt en casa puede sonar como una pesadilla, debido a que, aunque probamos varias recetas ninguna parecer ser la ideal en la que finalmente disfrutemos de un delicioso yogurt casero, pero esta vez no será así, descubre una forma fácil de prepararlo.

Receta de yogurt casero

El yogurt es un postre delicioso y de sabor amargo que, al ser combinado con caramelo o frutas en almíbar, resulta en una combinación exquisita. Su preparación inicial se basa en el uso de leche cortada para dar ese toque amargo al sabor de la receta.

A lo largo del tiempo, la preparación de este postre ha variado, desde utilizar queso crema hasta simplemente dejar pasar la leche para utilizarla. Lo cierto es que, suele ser un poco difícil de preparar si no se siguen los pasos correctos en cada receta que se ponga en práctica.

Aunque la realidad es que, existe una manera en la que puedes prepararlo en casa rápidamente sin tener que pasar por los agobiantes pasos de utilizar ingredientes que pueden resultar un poco difícil de emplear en la cocina.

Prepara un yogurt casero fácil y rápido para disfrutar en cualquier momento y no olvidar su exquisito sabor.

Ingredientes

  • 1 yogurt de sabor natural
  • 900 ml de leche
  • 100 ml de nata

Preparación

  1. En primer lugar, encendemos el horno y lo ubicamos a 80 grados

    Yogurt casero

    Encendemos el horno

  2. Dejamos el horno encendido durante 20 minutos para luego apagarlo y dejarlo tapado
  3. Mientras dejamos que los minutos de calentamiento del horno procedan, diluimos el yogurt en 50 ml de leche dentro de un recipiente

    Helado de coco

    Diluimos el yogut en la leche

  4. A continuación, colocamos un cazo a calentar con la nata y el restante de leche

    Helado de coco

    Calentamos le leche y la nata

  5. Dejamos que se caliente hasta aproximadamente unos 45 grados
  6. Añadimos el fermento de yogurt que hemos preparado
  7. Removemos todos los ingredientes y retiramos del fuego
  8. Vertemos la mezcla en un molde apto para horno y lo tapamos con un paño
  9. Llevamos el molde al horno apagado y aún caliente

    Yogurt casero

    Llevamos el yogurt al horno

  10. Dejamos que se fermente el yogurt dentro del horno durante toda la noche
  11. Al día siguiente, llevamos el molde al refrigerador y dejamos que se repose por un par de horas
  12. Retiramos del frió nuestro yogurt y podemos degustarlo

    Yogurt casero

    Degustamos de nuestro yogurt

Consejos

El tiempo en el que, mantenemos calentándose el horno es el mismo que utilizaremos para preparar el yogurt, intenta introducir el molde con la mezcla inmediatamente después de haberlo apagado.

Una forma en la que puedes medir la temperatura de la mezcla de nata y leche sin termómetro es introducir el dedo y verificar que se encuentra caliente pero aun es soportable la temperatura para tu cuerpo.

Acompaña este delicioso yogurt casero con una rica Mermelada de pera y canela.

Valora esta receta:

Otras recetas que podrían interesarte: