Descubre cómo preparar una deliciosa bebida como es la leche con canela, que además de tener un sabor increíble, te va a ayudar a dormir plácidamente. Ideal para quienes tienen problemas de insomnio y para que los más pequeños de la casa descansen del tirón toda la noche.

Origen de la leche con canelaLeche con canela

La leche con canela es una de las bebidas típicas del verano junto con los granizados y la horchata. Aunque no se sabe exactamente quién creó esta receta, se sabe que se preparaba como mínimo, desde el siglo XIX.

La leche es un alimento que existe desde el año 10.000 a.C, mientras que la canela ya era utilizada en el Antiguo Egipto. Cultivada en Sri Lanka desde al menos el siglo XIII, llegó a Europa en el siglo XV con los comerciantes venecianos encargados de distribuir las especias por el continente, aunque es probable que esta especia ya fuera utilizada en España mucho antes durante la ocupación árabe, ya que ellos ya usaban la canela.

Hay que decir que tomar esta bebida aporta varios beneficios al organismos. Entre los principales destaca que mejora la digestión, eliminando el estreñimiento y los problemas de gases. Por otra parte previene la artritis al ayudar a los huesos para que estén más fuertes y sanos. Gracias a las propiedades antioxidantes de esta mezcla, la piel se ve más joven y sana. Además consumiendo esta bebida cada día, el cuerpo consigue más resistencia y más energía para afrontar la rutina diaria.

Receta de leche con canelaLeche con canela

Hoy vamos a aprender cómo hacer una rica leche con canela en nuestra propia casa, que podréis tomar como postre o como merienda. En cualquier caso su sabor os va a trasladar a los sabores exquisitos del lejano Oriente. ¡Apunta los ingredientes que vas a necesitar para preparar un litro de esta singular bebida!

Ingredientes

  • 1 l. de leche entera
  • 2 palitos de canela en rama
  • La piel de un limón
  • 4 cucharadas de azúcar

Elaboración de la leche con canela

  1. En una cacerola se pone la leche a fuego suave, junto con la cáscara de limón, (sin la parte blanca), las ramitas de canela y el azúcar. Si quieres preparar una versión más ligera, puedes sustituir la leche entera por leche semidesnatada y en lugar del azúcar, edulcorante Stevia. En el momento en que la leche empiece a hervir se apaga el fuego y se deja reposar.

    Leche con canela

    Se ponen a cocer la leche con la rodaja del limón y la canela

  2. Cuando la leche esté a temperatura ambiente, retira las ramas de canela y la piel del limón. Cuela el resultado para eliminar cualquier resto y guarda en la nevera como mínimo, dos horas antes de servirla.
  3. En el momento en que se vaya a consumir, se agrega una pizca de canela en polvo por encima. Omejor aún, se puede servir el vaso junto con el bote de la especia para que cada uno la utilice según su gusto, ya que la canela tiene un sabor muy peculiar.

    Leche con canela

    Se espolvorea la leche con un poco de canela antes de servir