Aprende a elaborar un plato rico, económico y fácil como son las alitas de pollo al vino blanco. Con unos ingredientes muy básicos y en muy poco tiempo conseguirás una receta de lo más sabrosa.

Preparar esta receta es tan sencillo que no necesitarás tener nociones amplias de cocina, con un poco de ganas y productos de calidad, tendrás lista una comida o una cena de lo más saludable.

Receta de alitas de pollo al vino blanco

Preparar las alitas de pollo al vino blanco tan solo requerirán que las mismas se encuentren perfectamente limpias de plumas, de esta manera lograrás que este plato resulte totalmente exquisito. De cualquier manera es una medida de precaución ya que normalmente suelen estar bastante limpias cuando se compran en la pollería y en caso contrario, no dudes en pedir al profesional que lo haga por ti.

Si sigues los pasos que te vamos a dar a continuación y la recomendación que te acabamos de dar, vas a lograr una receta que va a hacer las delicias tanto de los más grandes de la casa como de los más pequeños. ¡Toma nota!

Ingredientes

  • 1 kg. de alitas de pollo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 125 ml. de aceite de oliva virgen
  • 1 vaso de caldo de pollo
  • perejil fresco picado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta
  • 1 cucharada de orégano

Preparación

  1. En primer lugar tendrás que tener las alitas bien limpias y cuando lo hayas logrado, deberás cortar por las articulaciones de las mismas para partirlas por la mitad.
  2. Quítalas las puntas y salpimenta ligeramente. Reserva.Alitas de pollo al vino blanco
  3. Seguidamente pela los ajos y córtalos en láminas finas. Pela y corta también la cebolla en trozos pequeños.
  4. Echa un chorro de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente, añade las alitas y fríelas durante unos minutos dándolas la vuelta para que estén bien doradas por todos los lados.
  5. A continuación añade los ajos y cuando estén dorados, retira y reserva sobre un poco de papel absorbente.
  6. Agrega a la misma sartén la cebolla cortada y deja que se dore. Después añade las alitas ya cocidas previamente y añade el vino blanco.
  7. Cuando el alcohol se haya evaporado, añade el caldo de pollo, el orégano y el laurel.
  8. Remueve bien y deja a fuego suave durante unos quince minutos hasta conseguir que la salsa se vuelva consistente y se reduzca.
  9. Rectifica de sal y de pimienta en el caso de que fuera necesario y retira del fuego.
  10. Sirve bien caliente y espolvorea antes con un poco de perejil fresco bien picado por encima de cada plato. ¡Qué aproveche!Alitas de pollo al vino blanco

Consejos

  • Si acompañas este plato con un poco de arroz blanco, conseguirás una receta muy nutritiva, sabrosa y completa.

Calorías

160 calorías

Tiempo de preparación

30 minutos

Valora esta receta: