A pesar de la fama que tienen las patas de cerdo, de ser grasosas y contraproducentes para nuestra salud, consumirlas de vez en cuando y con moderación no hace daño a nadie, y por el contrario son un excelente aperitivo con un alto contenido en proteínas que benefician a nuestro organismo. Además, se pueden preparar de innumerables maneras, bien seas patas de cerdo con tomate, picantes, asadas, guisadas, entre otros.

Beneficios de las patas de cerdo

Como mencionamos antes, las patas de cerdo son ricas en proteínas, una de las proteínas que más abundan en ellas con el colágeno, la cual nos ayuda a mejorar la elasticidad de la piel, la fuerza muscular, la resistencia de nuestros vasos sanguíneos y en general tener un organismo más resistente. Por otro lado, las patas de cerdo poseen un alto contenido en vitamina B1 o tiamina, lo cual nos ayuda a combatir el estrés y la depresión.

En cuanto a sus calorías, estas poseen alrededor de 290 kcal por cada 100 gr de ración por lo cual su consumo debe ser esporádico y moderado para no exceder la capacidad de metabolismo de nuestra célula y evitar el aumento de peso por depósitos de grasa en el panículo adiposo de nuestro abdomen, brazos o piernas.

Patas de cerdo

Patas de cerdo crudas

Receta de Patas de cerdo con tomate

Las patas de cerdo son fáciles de preparar, son económicas y se encuentran en cualquier carnicería. Anteriormente eran vista como un alimento que solo consumían los de las clases más bajas, pero ahora es considerado un platillo exquisito que se sirve en cualquier hogar desde los más humildes hasta los más elegantes.

Ingredientes

  • 6 patas de cerdo troceadas
  • 2 pimientos picantes
  • 2 hojas de laurel
  • ½ kilo de pulpa de tomate crudo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón
  • Sal al gusto

Cómo preparar Patas de cerdo

  1. Primero se cosen las patas de cerdo en agua con laurel hasta que se vuelvan tiernas

    patas de cerdo con tomate

    Cocemos las patas de cerdo con agua y la hoja de laurel

  2. Una vez cocidas las escurrimos y las pasamos a una cazuela con un chorrito de aceite de oliva
  3. Salpimentamos las patas de cerdo y añadimos el pimiento picado en trozos y mareamos
  4. Luego agregamos la pulpa de tomate, damos vuelta, añadimos el pimentón y el vino, y dejamos cocer unos minutos.

    patas de cerdo con tomate

    Dejamos cocina las patas de cerdo con tomate

  5. Pasados estos minutos, tendremos unas patas de cerdo con tomate bien deliciosas remojadas en una salsa caldosa muy rica. Lista para acompañarse con una ración de arroz, puré o cualquier acompañante que os ocurra.
Valora esta receta:

Temas