Si quieres aprender cómo se elabora una rica piña confitada que te servirá como un riquísimo tentempié a cualquier hora del día, y que por otra parte es una manera excelente de conservar las frutas de temporadas, te animamos a que sigas leyendo.

La piña confitada en una receta muy sencilla de hacer en tu propia casa, aunque bien es cierto que vas a necesitar un poco de paciencia y de tiempo para que te quede perfecta.

Receta de piña confitada

Puedes elegir cualquier tipo de fruta para confitarla y disfrutar de ella, como por ejemplo cerezas, melocotones, naranjas y limones, aunque hoy vamos a aprender a hacer una confitura con piña.

Lo único que tienes que tener en cuenta es que debes seleccionar una pieza de fruta que esté bien madura y en buen estado, que no contenga ningún desperfecto ni golpe. El proceso para confitar de manera correcta será ir sustituyendo el agua que contienen las frutas por azúcar, por eso es importante seguir las pautas que a continuación te vamos a dar al pie de la letra.

Ingredientes

  • 1 piña madura
  • azúcar blanco
  • agua

Preparación

  1. El primer paso será pelar por completo la piña, cuidando mucho el retirar perfectamente toda la cáscara ya que puede resultar desagradable encontrarse cualquier resto a la hora de consumirla.

    Piña confitada

    Pelar la piña

  2. A continuación corta en rodajas algo gruesas la piña y elimina el centro de la misma, picando el mismo en trozos medianos.Piña confitada
  3. La piña que vayas a confitar deberás pesarla, pues se necesitará la misma cantidad de azúcar y de agua a la hora de preparar el almíbar.
  4. En un cazo que no sea de aluminio, coloca la piña, el azúcar y el agua todo ello previamente pesado.
  5. Lleva a ebullición y deja que hierva durante unos cinco minutos.
  6. Transcurrido este tiemplo retira el cazo del fuego y pasa el resultado a un envase grande de cristal para que macere durante veinticuatro horas.
  7. Al día siguiente comprueba que la piña haya absorbido todo el almíbar y de no ser así, colócala de nuevo en el cazo y vuelve a ponerlo a ebullición otros diez minutos para dejar que repose otro día entero.
  8. Deberás repetir este procedimiento hasta que haya desaparecido todo el almíbar y se haya integrado por completo en la fruta.
  9. Cuando lo hayas conseguido, coloca en una rejilla los trozos de piña para que se sequen y ya tendrás lista una receta de piña confitada perfecta para consumir. ¡Qué aproveche!Piña confitada

Consejos

  • Puedes envolver los trozos de piña en papel aluminio o de film para que no pierda su sabor y color y guardarla en un lugar seco y fresco.

Calorías

321 calorías

Tiempo de preparación

30 minutos