El repollo guisado es una receta muy fácil de preparar y además ligera. Es una opción saludable para una cena o un almuerzo acompañado de un rico pescado o pollo a la plancha. Para aquellos que estén un poco perdidos sobre esta receta porque no conocéis que es el repollo, este es una verdura muy rica que se conoce también como col.

Normalmente usamos repollo crudo para hacer ensaladas y conservar las propiedades de este. Sin embargo, podemos prepararlo guisado para variar un poco el sabor y de igual forma estaremos consumiendo una cantidad importante de todas las vitaminas y beneficios que nos aporta este vegetal. Si conoces el repollo, de seguro sabéis que existen varios tipos de repollo disponibles en el mercado que tienen distintos colores, como el repollo morado, blanco o de hojas distintas como el repollo chino; cualquier tipo de estos repollos se pueden preparar guisados y puedes elegir tu favorito.

Repollo Guisado

Tipos de repollo

Beneficios que Repollo aporta a nuestro cuerpo

La col o repollo es un vegetal que posee numerosas propiedades que ayudan a mantener nuestro cuerpo saludable. Este vegetal es considerado por muchos el rey de las ensaladas, ya que posee un alto contenido en agua, aproximadamente el 92% es agua y fibra capaz de saciar el apetito.  Así mismo, es rica en vitaminas tales como: A, C, E y B y en minerales como el azufre, potasio, calcio entre otros.

Una propiedad muy importante de esta verdura es el hecho de ser un antibiótico natural gracias al ácido fólico y arginina que contiene. Incluso, existe un jarabe muy famoso, llamado: El jarabe de repollo, el cual se prepara a base de zumo de repollo y miel, el cual se hierve y se toma luego en cucharadas bien frio. Este es eficaz para tratar, afonías y afecciones bronquiales.

Receta de Repollo Guisado

Uno de los secretos para optimizar el resultado de esta receta es escoger un buen repollo, para esto debes tener en cuenta que el repollo se vea crujientes, que este bien compacto y duro. No escojas repollos partidos o de centro seco, tampoco aquellos que tengan hojas marchitadas. Una vez en casa, recuerda lavar bien el repollo para esto puedes lavarlo con un poco de agua y vinagre y luego deja escurrir las hojas sobre una superficie absorbente. Para conservar tu repollo varias semanas, una vez que esté limpio y seco guárdalo en una bolsa plástica agujerada y colócalo en un sitio apartado de otros alimentos.

Ingredientes

  • Un Repollo blanco
  • 3 cdas. Soperas de Salsa de tomate
  • 4 cdas. Soperas de Aceite
  • 2 cdas. Soperas de Vinagre
  • Una pizca de Pimienta negra
  • 2 ctda.de Sal
  • Una ctda. de Tabasco
  • Una cebolla morada
  • 3 dientes de Ajo
  • Una libra de tomate
  • Un manojo de Perejil
  • ½ Pimentón morrón o Pimiento rojo
  • 480 mililitros de agua

Cómo preparar Repollo Guisado

  1. Primero hay que cortar el repollo en pedacitos y lavarlo bien.

    Repollo Guisado

    Picamos el repollo

  2. Luego se pone a calentar el aceite y cuando este bien caliente se pone a sofreír la cebolla morada picada en trocitos y luego cuando esta dorada se agregan los tomates picados.
  3. En una cazuela a parte se pone a disolver un poco la salsa de tomate en agua y cuando esté lista se agrega luego la cazuela donde está la cebolla y el tomate
  4. Deja cocinar y cuando hierva incorpora a la preparación el repollo picado, baja el fuego y tapa. Remueve de vez en cuando hasta que el repollo este suave.

    Repollo Guisado

    Se pone a cocinar el repollo con la salsa de tomate la cebolla y el tomate

  5. Sazona la preparación con pimienta y sal.
  6. Por último, sirve el repollo guisado y acompáñalo con un rico arroz, pollo, pescado, entre otros.
Valora esta receta: