Una de los aperitivos más económicos, ricos y sencillos de hacer son los rollitos de jamón y queso, pero no te extrañes si no sabes prepararlos como se debe. Por ello te hemos traído esta receta para que puedas disfrutar de unos verdaderos rollitos perfectos.

Rollitos de Jamón y Queso

Si buscas un aperitivo delicioso estos rollitos son la opción correcta.

Alergia al jamón

Una de las complicaciones más comunes dentro de la gastronomía son las alergias alimentarias. En ellas una intolerancia a ciertos elementos dentro de los alimentos causan un alza de las Inmunoglobulinas E y la histamina lo que genera síntomas como urticaria, tos y problemas estomacales en sus estados más leves. Las alergias al jamón tienden muchas veces a estar relacionadas a los conservantes que les añaden a estos. Es por ello que un tipo o marca de jamón puede causar alergia a una persona susceptible y otro no.

Rollitos de Jamón y Queso

Escoge el queso y el jamón que prefieras.

Ingredientes: Rollitos de Jamón y Queso

Como se dijo antes una de las cualidades de esta receta es su economía, es por ello que no necesitaras de muchos ingredientes más que de los siguientes:

  • 300 gr. de jamón York rebanado.
  • 300 gr. de queso manchego o el de preferencia.
  • Queso crema.
  • Harina de trigo.
  • 2 huevos.
  • Aceite de oliva.
  • Pan rallado.
Rollitos de Jamón y Queso

Comienza empanizando tus rollitos.

Cocinando deliciosos rollitos

Preparar este aperitivo no requerirá de mucho tiempo, en 15 minutos puedes preparar un servicio para una persona o hasta más, pero si aún no dominas bien la preparación como es de esperar puedes que te tardes más. En todo caso sigue las siguientes instrucciones:

Rollitos de Jamón y Queso

Lo siguiente será freir todos tus rollitos.

  1. Rebana el queso manchego de tal manera que puedas cubrir cada rebanada con una lonja de jamón no sin antes rellenar el rollito con queso crema.
  2. Humedece cada rollito en huevo que debe estar batido en un bol de buen tamaño. Luego, empana los rollitos en pan rallado y por ultimo en la harina.
  3. Lleva ahora los rollitos a freír en un sartén con una buena cantidad de aceite. Después, déjalos cocinar hasta que se doren. Retíralos y sírvelos en un plato con toallas desechables absorbentes.
Rollitos de Jamón y Queso

Una vez se enfríen un poco tus rollitos podrás comerlos.

Estos deliciosos rollitos resultan perfectos como un tentempié a cualquier hora del día. Además los Rollitos de Jamón y Queso pueden ser las estrellas de cualquier fiesta infantil.