Descubre cómo preparar una deliciosa salsa alioli sin huevo, para aliñar tus platos preferidos aunque seas alérgico a este ingrediente.

Origen de la salsa alioli

Esta salsa es perfecta para acompañar a carnes, pescados, verduras, mariscos y arroces desde hace varios siglos. Es uno de los elementos más populares de nuestra gastronomía y el acompañamiento perfecto para algunas de las tapas más populares como las famosas patatas alioli o la tortilla de patata.

Salsa alioli sin huevo

El nombre de alioli significa en castellano ajo y aceite y parece ser que esta salsa se jnventó en el Antiguo Egipto, siendo los romanos quienes la hicieron popular en la península itálica, en Sicilia, en Baleares, en Cataluña, en Valencia y en otras zonas de España.

Otros cuentan que esta salsa es anterior a esta época y que fueron los íberos los que ya preparaban una salsa muy parecida a base de aceite y de ajo. Lo que está claro es que donde existen olivos para producir una gran cantidad de aceite así como ajos, sus habitantes no han podido resistirse a usar estos dos elementos juntos y por supuesto que esta mezcla funciona.

Receta de Salsa alioli sin huevo

Si tienes alergia a los huevos o simplemente no deseas comerlos por alguna razón, puede que algunos platos no puedas comerlos. Pero no va a ser este el caso de la salsa alioli, ya que se puede preparar sin este ingrediente y resulta igual de rica, además de muy sencilla de preparar.Salsa alioli sin huevo

Además lo bueno de no llevar huevo esta salsa, es que no va a existir el problema de que se corte, pero eso sí, vamos a tener que batirla extremadamente bien para que se quede homogénea. Toma nota de los pasos que tienes que seguir y disfruta de una rica alioli.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal
  • 4 dientes de ajo
  • zumo de limón de 1/4 de limón
  • 120 ml de aceite de oliva virgen

Elaboración

  1. En un mortero se machacan los dientes de ajo pelados junto con la sal hasta conseguir una pasta bien fina. Si lo deseas este paso puedes hacerlo también con un procesador de alimentos.
  2. Pasa la pasta conseguida a un recipiente que aguante el ácido, y mézclalo con la mitad del aceite de oliva, preferiblemente de sabor suave, hasta que emulsione. Esto se puede hacer bien con la batidora eléctrica o bien con unas varillas manuales.
  3. Añade el zumo de limón y después echa el aceite restante batiendo de manera constante, hasta conseguir una emulsión uniforme. La consistencia del alioli sin huevo va a ser, obviamente, bastante más líquida que la de la salsa alioli con huevo, pero seguro que en el sabor no se va  a notar demasiada diferencia.
  4. Ya tienes lista en apenas unos minutos, una deliciosa salsa alioli para acompañar tus platos favoritos.  ¡Qué aproveche!Salsa alioli sin huevo

Variaciones de la salsa alioli

Con cilantro. Si añades un puñado de cilantro así como un poco de jengibre rallado, conseguirás un sabor mucho más potente y exótico.

Con anchoas. Si te gusta el sabor de las anchoas, no tienes más que añadir un par de filetes de anchoas bien picados a la salsa.

Con curry. Agrega dos cucharas pequeñas de curry en polvo al resto de ingredientes y verás que salsa alioli más sabrosa te queda.

Con tomate. También puedes mezclar un par de cucharas de salsa de tomate o unos tomates secos picados junto al resto de ingredientes, para conseguir una salsa alioli muy particular. Salsa aliolio sin huevo