El caldo de jamón es una receta muy práctica que se preparaba con el fin de aprovechar todas las partes del jamón, tanto la carne como el hueso de este. Básicamente esta receta consiste en obtener un agua con un fuerte sabor a jamón para después preparar una sopa, un arroz con jamón o una deliciosa salsa.

Sin embargo, para optimizar un mejor resultado en esta receta en bueno contar con el hueso de un jamón que no lleve tanto tiempo o que no esté tan salado, puesto que esto contrarrestara el sabor a jamón que se busca.

Propiedades de los caldos de hueso

En general todos los caldos de huesos contienen minerales y vitaminas importantes que ayudan a mantener el cuerpo saludable, así mismo contiene minerales como el calcio, magnesio, fósforo, entre otros menos importantes que intervienen en la regulación de las funciones corporales.

Así mismo, este caldo de huesos contiene propiedades protectoras contra bacterias y virus porque refuerza el sistema inmunitario. El caldo de jamón contiene glicina y arginina aminoácidos los cuales intervienen en los procesos de inflamación y desintoxicación del cuerpo.

Y, por último, pero no menos importante, este tipo de caldo te permite ahorrarte uno cuantos euros y rinde lo suficiente para que todos queden satisfechos, ¿Quién dijo que comer sano es costoso?, he aquí un ejemplo de una comida saludable y muy económica.

Receta de Caldo de Jamón

Como toda receta esta también tiene sus secretos, uno de estos limpiar bien el hueso, retirado todas las partes blancas o amarillas, las cuales le dan al caldo un sabor rancio. El procedimiento de limpieza consiste en colocar una olla a fuego bajo con agua hasta que hierva y luego se introducen los huesos troceados hasta que vayan soltando toda la suciedad, este proceso debe hacerse unas dos veces.

Ingredientes

  • 1 kg de hueso de jamón
  • 3 L de agua
  • Un puerro
  • ½ cebolla
  • 6 dientes de ajo

Cómo preparar Caldo de Jamón

  1. Primero se limpia el hueso, para deshacernos de toda suciedad y partes rancias del hueso de jamón.

    Caldo de Jamón

    Se limpia el hueso del jamon

  2. Luego se llena una olla con abundante agua y se pone a hervir, una vez hirviendo se agrega el hueso troceado y se deja que blanquee por 2 minutos.
  3. Se elimina el agua que usaos para limpiar o blanquear los huesos, y se cubren con agua limpia junto con el puerro y los ajos.

    Caldo de Jamón

    Se coloca junto a las verduras

  4. Tapamos la olla y dejamos cocer a fuego lento durante 2 horas. Es importante mientras se cuecen de destapar y retira las impurezas.
  5. Transcurridas las dos horas, se deja reposar el caldo, y luego se retira la grasa que soltó

    Caldo de Jamón

    Se deja reposar y se limpia la grasa

  6. Finalmente, prueba y sirve el Caldo de Jamón.

Temas