Aprende a preparar una riquísima gelatina de limón totalmente natural que va a encantar a toda la familia.

Este refrescante postre sin conservantes y aditivos que se prepara con azúcar, miel y zumo natural, seguro que se va a convertir en el fin de comida o de cena perfecta tanto para los más pequeños como para los más mayores.

Receta de gelatina de limón

La gelatina de limón casera es un postre muy fácil y rápido de preparar que además contiene unos índices nutricionales muy elevados, permitiendo complementar la dieta de todas aquellas personas que lo consumen, estabilizando la alimentación de cada día. Atrévete a elaborar tu propia gelatina en casa y sorprende a todos tus invitados con esta sencilla receta.Gelatina de limón

Además de resultar súper refrescante a la hora de consumirla, la gelatina contiene numerosas proteínas y muy pocas calorías ya que se extrae de los huesos y de la piel de los animales, resultando una magnífica fuente de minerales y de vitaminas que ayudan a fortalecer el sistema óseo. Sus elevados índices de colágeno también consiguen embellecer las uñas, el cabello y la piel, disminuyendo la aparición de estrías. Como puedes comprobar un alimento perfecto para todo el mundo.

Ingredientes

  • 2 limones
  • 4 láminas de gelatina
  • 1 taza de crema de batir o de queso en crema
  • 1 taza de leche entera
  • 2 cucharadas de miel
  • 70 gr. de azúcar

Preparación

  1. El primer paso será colocar la leche en una cacerola de tamaño medio. A continuación añade la miel y calienta ambos ingredientes hasta que empiecen a hervir. En ese momento retira del fuego y deja reposar con un paño que lo cubra durante unos treinta minutos.Gelatina de limón
  2. Mientras tanto ve exprimiendo en un bol el zumo de los limones y pon a remojar la gelatina en agua bien fría durante quince minutos para que se vaya rehidratando.Gelatina de limón
  3. Transcurrida la media hora, vuelve a colocar la cacerola con la leche y la miel a fuego bajo. Añade el azúcar y deja que se cocine todo durante unos cuatro minutos para que se disuelvan correctamente todos los ingredientes.
  4. Después agrega el zumo de limón junto con la crema de batir. Deja que se cocine todo a fuego lento durante otros tres minutos y procede a echar la gelatina ya rehidratada. Rectifica de azúcar si lo consideras necesario.
  5. Coloca el resultado en vasos individuales engrasados con un poco de aceite y echa la gelatina en ellos. Introdúcelos en la nevera hasta que la mezcla se endurezca. Este paso puede llegar a durar hasta doce horas por lo que tendrás que tener paciencia.
  6. Cuando esté lista la gelatina de limón sirve y decora si lo deseas, con un poco de leche condensada o con un yogur. ¡Qué aproveche!Gelatina de limón

Consejos

No olvides tapar la cacerola con un trapo limpio y seco cuando tengas que dejar reposar la miel y la leche para que se enfríen de una manera natural y así se preserven los nutrientes de ambos ingredientes.

Calorías

65 calorías

Tiempo de preparación

180 minutos