Las setas comestibles son alimentos que realmente tienen un delicioso sabor y textura, además la actividad de buscar se ha vuelto muy popular en toda la región, pero es importante aprender a conocer sus variedades de setas comestibles para evitar cualquier daño a la salud.

La idea es que aprendas a conocer aquellas setas comestibles y las toxicas fácilmente.

Aunque algunas se asemejan existen ciertos puntos con los cuales podrás diferenciarlas y reconocerlas.

Champiñón silvestre (Agaricus campester)

Las variedades de setas comestibles

Champiñón silvestre.

Una de las setas comestibles más recolectadas en España es el champiñón silvestre.

Este ejemplar se presenta con un sobrero de color blanco y un tono gris o rosado.

Su tamaño se encuentra entre los 3 y 12 centímetros de diámetro.

Mantiene unas láminas de color blanco rosáceo que evoluciona hasta llegar a tornarse marrón oscuro y finalmente a negro.

Su sabor y olor es muy agradable, pero es recomendable evitar consumirlas cuando sus laminas se encuentra negras para evitar problemas digestivos.

Oronja (Amanita Caesarea)

Las variedades de setas comestibles

Oronja

Muchos consideran esta seta como una de las mejores para consumirla, la oronja tiene un sobrero grande con una medida de 8 a 25 centímetros de diámetro.

Su color anaranjado tiende a tornarse amarillo de vez en cuando.

Sus laminas numerosas, anchas y amarillas se convierten en un tono dorado con el paso del tiempo.

Boleto comestible (Boletus edulis)

Las variedades de setas comestibles

Boleto comestible.

La preferencia por este tipo de setas comestibles que mantienen los cocineros profesionales, le ha hecho llenar de popularidad a esta seta que es conocida como “hongo” o “calabaza”.

La razón de su éxito es su sabor que se considera algo dulce y textura de consistencia firme.

Se reconoce por mantener un color blanco cuando es joven y un pardo a marrón al envejecer.

Robellón (Lactarius deliciosus)

Las variedades de setas comestibles

Níscalo.

Otra de las setas comestibles populares en España por su sabor y abundancia es el robellón o níscalo.

Puede reconocerse por su sombrero convexo, quebrado y carnoso que puede llegar a medir 15 centímetros de diámetro.

Sus colores entre rojo y anaranjado al madurar comienzan a desarrollar manchas verdes.

Y sus laminas inferiores, son de color naranja y muy apretadas.

Rebozuelo (Cantharellus cibarius)

Las variedades de setas comestibles

Rebozuelo.

El rebozuelo es tan popular en España por su facilidad en reconocerlo.

Presenta un sombrero en forma de embudo y color amarillo.

Sus laminas se encuentran en modo de pliegues y de color amarillo y cuenta con una cutícula que separa con facilidad.

Trufa negra (Tuber melanosporum)

Las variedades de setas comestibles

Trufa negra

Esta es una seta subterránea de color marro y negro con superficie verrugosa.

Para poder ubicarla es necesario contar la ayuda de perros adiestrados que, mediante su olfato, ubiquen los lugares en donde se encuentran, por lo general, en terrenos calizos, en raíces de árboles, por encima de quejigos y avellanos.