A pesar de la existencia de montones de salsas distintas, la salsa blanca es la más popular y frecuentemente utilizada en la gastronomía, su sabor neutro y potente es capaz de mezclarse muy bien con cualquier platillo, descubre una forma fácil de preparar salsa bechamel casera deliciosa.

Receta de salsa bechamel

La salsa bechamel se originó en Italia por ejecución de Catalina de Medicis, su aparación se refleja en escrituras pertenecientes al siglo XV. De hecho, en estos libros antiguos se describen un total de cinco salsas como básicas; entre las cuales se encuentran: la salsa velouté, la salsa espagnole, la salsa Blonde, la salsa allemande y la salsa bechamel o salsa blanca.

Su preparación inicial consistía en la mezcla de mantequilla, harina y leche. Con el paso de los años estas preparaciones han evolucionado constantemente, por lo que, su sabor también ha cambiado. Por ejemplo, la salsa soubisse es una mezcla de cebolla y yemas de huevo a la que se le agrega salsa bechamel para dar más sabor. A su vez, en otras culturas se le añaden pimientos, puerros y hasta queso.

Lo cierto es que, su preparación es extremadamente sencilla y podrás utilizarla para dar un poco de textura cremosa a casi cualquier acompañante.

Aprende como realizar esta deliciosa salsa bechamel en casa y sorprender a tus seres queridos.

Ingredientes

  • 85 gr. de mantequilla
  • 85 gr. de harina
  • 1 litro de leche
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal

Preparación

  1. En primer lugar, ponemos en un cazo a calentar la mantequilla hasta derretirla.
  2. Luego añadimos la harina. La dejaremos en el fuego hasta que hierva y y removemos hasta que mezcle bien.
  3. Después, añadimos la leche y seguimos removiendo. Dejamos a fuego fuerte y que recupere el hervor, unos 10 -20 minutos y vaya ligando.
  4. Añadir un poco de sal y nuez moscada. También podeis añadir curry u otras especias.
  5. Rápido y sencillo de preparar es esta salsa bechamel.salsa bechamel

Consejos

Remover es fundamental en la preparación de la salsa, de hecho, en el caso de que no hayamos tamizado la harina, es obligatorio hacerlo.

La versatilidad de esta esta salsa es su principal aspecto beneficioso, por eso añadirle algunos trozos de cebolla y ajo sofritos es una excelente idea para darle más sabor.

Utiliza esta salsa bechamel para acompañar un delicioso Pollo Troceado al Horno o unos Macarrones a la carbonara seguramente harán que estas recetas dupliquen su sabor y textura de manera inimaginable.

Valora esta receta:

Otras recetas que podrían interesarte: